Ser extraño en el bosque

En este ejercicio la idea es que no sólo continúen la narración, sino que también escriban sobre los eventos previos a la situación de modo que todo lo que ocurra pueda ser explicado por los acontecimientos anteriores. Una vez sepamos el final de la historia le inventaremos títulos. El que hay en el momento es provisional. La historia ha sido escrita hasta el momento entre Julieth Villamizar y Héctor Cote.

11265254_839321692822264_6697792124133119803_n

Ella no movía un músculo, completamente atónita de ver una criatura tan extraña que se aproximaba con curiosidad asesina. Hace ya mucho que había perdido su rumbo, no sabía dónde estaba el norte y la negrura del bosque la había sobrecogido en el fondo de su ser. Jamás había sentido tanta angustia.

Preocupada por sus compañeros desaparecidos había abandonado el campamento esperando ver rastro de ellos por las cercanías, pero las huellas que encontró no se parecían a nada de lo que había visto jamás. Su mente fuerte y su temple estaban respaldados por un brazo fuerte que vigorosamente manejaba un hacha a dos manos capaz de herir de gravedad hasta el oso más grande.

Pero al ver esta criatura, con apariencia arácnida, tres veces del tamaño de un hombre, con patas delgadas pero fuertes, terminadas en garras afiladas y una extraña disposición de los dientes que desencajaban su rostro, haciéndolo parecer a veces humano, a veces bestia y a veces demonio. Ella realmente quedó paralizada.

A pesar de no haber visto jamás una criatura así, supo de inmediato que sólo tenía una oportunidad, sólo una, de salir con vida. Ahora todo dependía de sus reflejos. Revisó sigilosamente el lugar donde se encontraban. Estaba en el centro del bosque, atrapada por los inmensos árboles y por un camino descuidado que sin duda alguna podría ser la trampa perfecta para caer y ser derrotada. La poca iluminación proveniente de la luna, impedían visualizar el lugar por completo.

Aun así dependía solo de ella, acabar con la misteriosa criatura que sin duda alguna seria la culpable de no encontrar a sus compañeros, sus nervios se apoderaban de ella pero no era el momento de temer, de alguna forma debía ser valiente…

 

Deja un comentario