La mañana de Hikari

Continúa esta narración que apenas comienza. El título que tiene es provisional y se lo crearemos una vez la historia haya terminado. Haz tu aporte en la zona de comentarios de esta entrada. Puedes hacer clic en la imagen para agrandarla.

japonés

Eran las 7 de la mañana y el olor del café, el jugo de naranja, los huevos y panqueques inundaban el apartamento. Hikari contemplaba con calma unos azulejos que cantaban, postrados en el árbol de afuera. De vez en cuando se le venían como flashes las imágenes de la pelea de cuchillos que había tenido el día anterior. De repente los azulejos se espantaron por algún motivo, tal vez tras sentir la mirada de Hikari, y éste empezaba a sentir claustrofobia en su pequeño apartamento…

Deja un comentario