Viaje gastronómico

Te invitamos a continuar esta narración. El título que hay en el momento es provisional y se lo inventaremos una vez sepamos el final de la historia. Puedes hacer tu aporte en la zona de comentarios de esta entrada o escribiendo a comiteeditorial@cuentocolectivo.com.

chef ii

Ignacio Amaranto Rosalba era, para muchos, el chef con mejor gusto de toda la ciudad. Era también, como muchos de sus compatriotas, amante del fútbol. De alguna forma u otra, Ignacio Amaranto sentía que sus platos no estaban quedando como antes. Esto, a la vez, coincidía con una mala racha de los jugadores de su país en sus respectivos clubes.

“Falta de continuidad”, mencionaban algunos medios, “carencia de disciplina e inmadurez”, decían otros sobre los jugadores de la selección nacional. Ignacio Amaranto era lo suficiente inteligente para no creer en generalidades y en estereotipos, pero la realidad, era que las piedras que recibían sus jugadores favoritos, también las recibía él, más que todo porque se identificaba mucho con sus penas.

A él en particular, no le había tocado fácil en la vida. Había logrado poner a funcionar su restaurante con su propio sudor y determinación, cuando él no tenía mucho por comer ni gastar. No obstante, tras lograr una cierta cantidad de reconocimiento, que a la vez vino acompañado de dinero, sus platos sencillamente no eran los mismos.

¿Será que él también sufría de la falta de constancia de sus héroes en la cancha? ¿Qué sería lo que lo estaba distrayendo? Decidió darse unas vacaciones en algún lugar desconocido en el cual preferiblemente no transmitieran fútbol. Necesitaba probar nuevos sabores, experimentar con cosas nuevas y tal vez su sazón volvería. Dejó a su Sous chef a cargo de la cocina y emprendió su aventura.

En el hotel ubicado en la Isla de las Orquídeas lo primero que hizo fue entrar al restaurante, ubicado en la primera planta. El menú tenía platos de todas partes del mundo: sushi, lasaña, hamburguesa, entre otros. No obstante, la parte que más le llamó la atención del menú era la de los platos locales. Al parecer, los mariscos al mejor estilo Taiwán serían su elección…

Otras publicaciones:

Lo barato sale caro cuando quieres hacer el marketing de tus contenidos

Hace poco me contactó un administrador de marketing de una organización y me comentó que no estaba satisfecho con los contenidos que su proveedor ...

El gato gigante

Invéntate una narración a partir de esta imagen El título que hay en el momento es provisional y se lo inventaremos cuando el cuento tenga un ...

Evaluando las amenazas en SB- 143

Después de años luz, por fin habían llegado a su destino Las condiciones atmosféricas eran tan similares al planeta tierra, que ni siquiera ...

Las únicas 4 razones por las que tu startup debería contratar a una agencia de R.R.P.P.

Los servicios que ofrece una firma de RRPP pueden causar un gran déficit en tu presupuesto de marketing A pesar de esto, muchos startups cubrirán ...

Quien te oye te compra

Ese viernes, yacía en su diván meditando En un par de horas, la Luna entraba al signo de Libra El único planeta retrógrado era Júpiter, pero ...

Conduciendo a la hecatombe

Eduardo y Elizabeth cumplieron dos años de noviazgo la semana pasada Ante sus múltiples ocupaciones laborales dejaron de celebrar una fecha tan ...

Deja un comentario