Sigue esta historia que se lleva a cabo una noche fría y neblinosa en Londres

Cuento en construcción

Sigue esta historia que ha sido creada hasta el momento entre Cielo, Esgarrapacristos y la edición del Comité editorial de Cuento Colectivo. Una vez sepamos el final de esta historia le inventaremos títulos. Participa.

Era una noche oscura, fría y neblinosa en la ciudad de Londres. Walter, el segundo hijo de una familia de empresarios adinerados, caminaba hacia su morada. En un punto del trayecto, la neblina era tanta que Walter ni siquiera podía ver sus propias extremidades. Le dolían los pies, había caminado desde Bow Street y sin darse cuenta estaba en Pimlico.

Había caminado varias millas. Pensaba en los acontecimientos de la tarde, y sin poder contener la caída, se vio en el suelo. Había tropezado con alguna cosa. Después de sacudirse el polvo, acerco su mirada a aquello que le había interrumpido su paso. Era una mano. “Esto parece obra de mi hermano, Jack” pensó tras ver el cuerpo falto de vísceras…

Deja un comentario