“Farewell Cerati” es el cuento abierto para editar

Cuento en construcción

Algunos de nuestros usuarios votaron por que “Farewell Cerati” fuera el cuento final que se pudiera editar. Puedes hacer lo que quieras con el cuento. Cambiarle el título, el final, agregarle algo, en fin, lo que tú decidas. ¡Participa!

El tic toc delator de su corazón seguía en marcha, pero su mente estaba aislada en el lago celestial que aguardaba por él. Todos gritarán “hombre al agua”… durante un millón de años luz gritarán y él, abriendo una persiana dejará que todos vean las ondulaciones vaporosas de un té que ha sido servido sólo para tres y tenderá un puente al porvenir mientras cruza los dedos.

Sin embargo, nuestro futuro también depende de cómo entendamos el pasado. No sirven las palabras…gemir es mejor y si el lenguaje es otra piel, toquémonos más con mensajes de deseo. Seamos como cuerpos de luz, corriendo en pleno cielo. Un cielo que simula un paseo por Roma, donde el azul está azulado y se desprende una fuerza natural que quizá, sin traducción alguna, nunca se ha visto ni siquiera en casa… una voz en off con expresión.

Es allí cuando no importan los señuelos, tampoco las sensaciones ocultas y mucho menos las primaveras bajo cero, hoy lo que hemos vivido es que su corazón no es delator. El crimen predicho se ha cumplido y en la ciudad de la lluvia es necesario el sol; una bocanada de aire necesita ese corazón para apagar las estrellas y extiguir el sol.

Palabras profundas… es necesario orar para poder encontrar el verde hondo en el mar, mientras que la luz no deje de pulsar en un mundo diseñado y lineal. El universo está a tu favor y es necesario despertar. Mientras tanto, seguiremos escuchando tu lenguaje universal hasta que te llegue tu oportunidad.

One Comment

on ““Farewell Cerati” es el cuento abierto para editar
One Comment on ““Farewell Cerati” es el cuento abierto para editar
  1. Hola, Jairo:
    Bueno, puedo colaborar editando el cuento, pero no sé cómo hacerlo. Es decir, ¿lo copio y les mando mi versión editada, o qué hago?… Saludos, me gusta esta iniciativa, mucho más divertida y creativa que los jueguitos en red. Gloria Fuentes Sáenz.

Deja un comentario