De esto se trató el Laboratorio de Emprendimiento C 3+ D

ideaEl Laboratorio Nacional de Emprendimiento C 3 + D, que se realizó en Bogotá (Colombia) del 27 al 31 de octubre de 2014, inició con una breve presentación por parte de todos los emprendedores seleccionados para participar del encuentro. Esta presentación se llevó a cabo en las instalaciones del hotel Tryp, en donde varios de los integrantes de las iniciativas localizadas por fuera de Bogotá se estaban alojando.

El objetivo del Laboratorio Nacional de Emprendimiento C 3 + D es fomentar el área de las industrias creativas, culturales digitales en Colombia, con el apoyo del Ministerio de Cultura de Colombia y el Centro de Ciencia y Tecnología de Antioquia. Es por eso que en esta versión del laboratorio, se encontraron emprendedores de toda índole. Había de todo un poco, desde productos audiovisuales, hasta videojuegos, software musicales, propuestas educativas alternativas y por supuesto, Cuento Colectivo, con su dinámica de creación de cuentos en colaboración con sus usuarios y sus servicios editoriales.

La primera charla del evento, estuvo a cargo de Ana Hernando, parte del equipo de Innokabi, una empresa de lanzamiento de productos innovadores al mercado. El contenido estaba dirigido a empresas con una incertidumbre alta, como lo son este tipo de iniciativas con enfoques creativos, desde el punto de vista de un inversor.

Hizo énfasis en la importancia de no esperar a que las buenas ideas de emprendimiento surgieran a partir de Silicon Valley, el norte de Europa u otros centros de innovación tecnológica. Para ella, hay un valor agregado en la ejecución de cada proyecto. Se trata de 1% de inspiración y 99% transpiración.

Mencionó al lean start up y un plan de negocios basado en hipótesis. Dijo que es un hecho que 90% de los productos que no se basan en hechos o en una investigación sólida fracasan. Del 10% que tiene éxito, 66% tuvo que readaptar el modelo. Como ejemplos, puso a Nintendo y su transformación en el tiempo. También el caso de Flickr, Groupon, Twitter y Youtube, que comenzaron siendo algo completamente diferente a lo que les dio el reconocimiento.

Esto está directamente relacionado con la importancia de obtener retroalimentación de tu audiencia, experimentar con tus hipótesis, y llevar a cabo ejercicios que arrojen datos cualitativos… una métrica de valor. Es necesario llevar a cabo un tire y afloje con los experimentos hasta dar en el punto. También mencionó que es necesario siempre estar en contacto directo con el cliente real y que los emprendedores “lean” gastan menos dinero porque hacen su gran inversión después de llevar a cabo distintos experimentos, a diferencia del emprendedor tradicional.

Para Hernando, es necesario que haya un perfil definido de tu audiencia y el problema que le vas a solucionar. No es conveniente lanzar productos para una audiencia general o para todo el mundo. Una vez identificado el cliente, el siguiente paso es crear un prototipo de producto. Lo mejor es hacer tus estudios y evaluaciones con quien sepas que es tu cliente, ellos son el mercado real.

El laboratorio continuó con un encuentro entre los emprendedores colombianos y representantes de las instituciones que abren convocatorias para emprendedores culturales, como Innpulsa, Proexport, Fondo Emprender,  Crea Digital, entre otros. Ellos hicieron hincapié en fortalecer los equipos de las iniciativas, porque es algo que estas instituciones siempre miran.

Después de esto, los representantes de www.oja.la y de PulsoSocial, hablaron un poco de sus propios inicios como emprendedores.  Para ellos, el crecimiento está en la población recurrente y por lo tanto hay que estudiar las tendencias de estos clientes. Otra de las ideas principales giró en torno al dicho “Salta… ya aparecerá el piso”, que hace referencia al atrevimiento y actitud que debe ser intrínseco de un emprendedor.

Otro de los tips para emprendedores es que los startups deben dejar de dedicarse a ser “cazadores de convocatorias y premios” y enfocarse más en su propio modelo de negocios. En últimas, los inversionistas son más fáciles que las convocatorias rigurosas, según estos emprendedores. Hablaron del “crowdfunding” como alternativa de financiamiento para las iniciativas y de la necesidad de asociar el producto con algo imprescindible.

En la presentación de Ana Fonseca, de Brasil, se destacó el concepto de ciudades creativas, cartografías emocionales y mapas mentales de las personas. También habló de salirse de la zona de confort y descubrir nuevos espacios y de cómo rescatar esto da un sentido de identidad a la ciudad.

Para René Rojas, director de Hubbog.com, un centro de aceleración y financiación de startups en Latinoamerica, existe una falencia por parte de los colegios en fomentar el emprendmiento. Para él, las universidades llevan la bandera en ese sentido. Habló del talento y el tiempo como grandes activos de un emprendimiento.

También mencionó que idiota es hacer lo mismo y esperar resultados diferentes y que lo malo no es equivocarse si no demorarse en la equivocación. Otra idea en la que enfatizó es en que soñamos con la empresa que queremos tener y no con el problema que queremos solucionar.

Entre otros de sus aportes centrales estuvo el concepto de “Bootstrapping” o generar las propias ventas que aceleren el emprendimiento. También dijo que nunca hay que entregar más de 30% en etapa temprana a inversionistas, porque los emprendedores terminarían en la situación que no querían estar desde un principio, es decir, como empleados de alguien.

Este encuentro culminó con la Rueda de Negocios y Oportunidades, en la que Cuento Colectivo participó y ofreció sus productos a distintos clientes. Del evento los comentarios generales fueron positivos, por parte de sus asistentes, e indudablemente se crearon alianzas estratégicas, con la capacidad de darle más forma al sector de las industrias culturales y creativas en Colombia.

Deja un comentario