Capoeira en la playa de Pernambuco

Te invitamos a participar en esta narración inspirada en la Capoeira, declarada recientemente patrimonio cultural inmaterial por la UNESCO. Puedes hacer tu aporte en la zona de comentarios de esta entrada o escribiendo a comiteeditorial@cuentocolectivo.com.

capoeira danza

Bruno, Fernandinho y Fabio se asoleaban en la playa de Pernambuco, a lo lejos, se escuchó el sonido de los berimbau, el pandero, el reco- reco y el atabaque. Los compinches intentaron ignorar el ritmo y concentrarse en su bronceado, sin embargo, el fino sonido de percusión se acercaba cada vez más.

Fernandinho fue el primero en levantarse de la cómoda superficie de arena blanca, para comenzar con los ejercicios de estiramiento. Fabio y Bruno se contagiaron casi al instante y dejaron a un lado sus caipiriñas. Los músicos los habían reconocido a lo lejos, estos eran de los mejores en el arte de la Capoeira a kilómetros a la redonda, por lo que estaban decididos a inspirarlos con los leves golpes al berimbau.

Iniciaron las acrobacias, turistas y locales miraban hipnotizados, una garota con el cuerpo aceitoso, bronceado y tonificado, pasó en ese momento por el lugar, pero no había hombres cachondos o mujeres envidiosas que le dieran su atención. A la garota esto no le sucedía hace por lo menos tres años, por lo que se fue a su casa incrédula y decepcionada, pero esa es otra historia.

La música se detuvo y también el trio de amigos, estos miraron a los músicos para comprobar qué había sucedido, pero estaban atónitos, mirando de forma fija en dirección de las tres de la tarde. Se aproximaban Joao, Marcelo y Sebastiao, otros conocidos capoeristas que usualmente practicaban en la Praia Grande. Una roda bastante intensa estaba a punto de comenzar…

Deja un comentario