15 días de vida (título provisional)

Cuento en construcción

Este es otro de nuestros ejercicios vía Twitter. Puedes participar en menos de 180 caracteres al continuar la oración propuesta por nosotros, después de la imagen. Para hacer tu aporte sólo tienes que mencionar @cuentocolectivo en tu tweet. No todos los aportes clasificarán. Recuerda que la participación es a través de Twitter y no en la zona de comentarios de esta página.

Foto por stethoscopes de Wikipedia Commons

@cuentocolectivo Humberto llevaba una vida tranquila y monótona. Todo cambió el día que oyó a su doctor decir “tienes 15 días de vida”. La frase en sí no tuvo sentido, si no hasta el momento en que recordó aquella película en dónde la chica muere de cáncer. Trató de tranquilizarse, sólo le venía a la cabeza la cantidad de amigos que había dejado de ver por falta de tiempo, las excusas que le había inventado a su madre, más de una vez, para no ir a comer los domingos y quedarse durmiendo. No sabía cómo ordenar sus sentimientos para despedirse de familia, amigos, allegados y enemigos.

Su mirada se perdió por unos segundos, luego habló para sí mismo: “Tengo mucho que escribir y debo hacerlo en este tiempo”. Se permitiría, humano al fin, un arrebato de ira y un ahogo de tristeza. Pero hasta ahí. La depresión no era opción ahora. Se sentó frente al ordenador, pero como si la propia parca se lo dijera, prefirió usar pluma y hoja. Se alargaron sus minutos, se aguzó su percepción, entre latido y latido, desarrolló historias… se agigantó.

Deja un comentario